Mindfulness y Gestión del Estrés

Quieres

Formación valorada con

4.4/5

Exceso o falta de trabajo, fechas límite de entrega, demasiadas o pocas responsabilidades, instrucciones y objetivos poco claros, falta de apoyo, inestabilidad laboral, incertidumbre… todo ello son estresores para nuestro cuerpo y nuestra mente.

Dicen los sabios orientales que el secreto está en aprender a centrarnos en el momento presente y enfocar nuestra atención en cada instante. De este modo, nos podemos relacionar de una forma más natural con nosotros mismos y los demás para generar esa paz cotidiana.

La práctica del Mindfulness constituye una fuente de aceptación y bienestar general en la organización.

Las formaciones son

Duración: 10 – 20h

Perfil del participante: Toda la organización

Espacio: A convenir

Relación teórico / práctico
Teoría 30%

Abrimos un espacio de conexión, introspección y entrenamiento físico y mental, a través de prácticas milenarias, científicamente avaladas, propias de la disciplina.

"No se puede detener las olas, pero se puede aprender a surfearlas".

La importancia de afilar el hacha

El valor de parar, respirar y continuar

 

Piloto automático

El poderoso poder de la consciencia frente a los patrones mecánicos

 

Percepción y emociones

La capacidad de sostener, observar y dar espacio

 

El estrés y sus respuestas

Los efectos del estrés y cómo reducirlo

 

Comunicación consciente

Retoma la conexión con lo que dices, con cómo lo dices, cómo te sientes al decirlo y el efecto en los otros

 

Gestión del tiempo

Identifica tus ladrones del tiempo y reenfoca tu organización

 

Haz tu consulta sobre esta formación

* Campos obligatorios / Al enviar tu formulario aceptas nuestras políticas.

También te podría interesar...

O haz clic aquí para una formación a medida de tu necesidad

Mindfulness y Gestión del Estrés

Se han hecho diferentes estudios sobre la práctica de mindfulness y los beneficios que han conseguido las personas que lo practican con regularidad son valiosísimos: ayuda a controlar el estrés y la ansiedad, acaba con los problemas de insomnio, protege el cerebro, ayuda a la concentración, desarrolla la inteligencia emocional, mejora las relaciones interpersonales, favorece la creatividad y mejora la memoria.